2ª Excusa para no reclamar tu cláusula suelo

"El director del banco es mi amigo. No quiero molestarle"

Esta es otra de las excusas recurrentes para no reclamar su cláusula suelo. Usted considera que el director del banco es su amigo, y no quiere molestarle yendo a reclamar lo que es suyo. 

Sin embargo, usted parte de una premisa errónea: el director del banco no es su amigo, en todo caso es un conocido, que por supuesto, puede haberle hecho favores.

Pero no es su amigo desde el momento en que le vendió la hipoteca y no le advirtió que tenía una cláusula suelo. 

El director le vendió una hipoteca a interés variable, pero no le dijo quela variabilidad sería solo al alza, porque se le «olvidó» decirle que la famosa cláusula empezaría a operar en cuanto los intereses bajaran a un nivel inferior al de la cláusula.

Si hubiera sido su amigo, le hubiera advertido de esto, o por lo menos, le hubiera contado la verdad, aunque le explicara que tenía las manos atadas por órdenes superiores y aunque quisiera, no podría actuar de otra forma.

No olvide que los intereses del banco, al que el director representa, y los suyos, son contrapuestos. En una relación de contratación en la que prevalece la buena fe, una parte no pretende engañar a la otra.

En todo caso, si es su amigo, probablemente se alegrará de que usted pueda recuperar parte de lo que pagó improcedentemente. Es lo que hacen los buenos amigos: alegrarse de su propio bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.