Hipotecas con cláusulas abusivas

Las hipotecas con cláusulas abusivas son aquellas en las que se establecen una serie de condiciones que sólo benefician a la parte fuerte del contrato, en este caso a los bancos.

Y suponen un claro abuso de la posición dominante de la entidad financiera, en su relación con el cliente, ya que obligan a este a pasar por lo que la entidad bancaria quiera, para, en este caso particular, concederle un préstamo hipotecario para poder comprar su casa.

Y esto supone que estas cláusulas van a ir siempre en beneficio del banco, y en perjuicio del cliente.

Es la ley del más fuerte.

Las cláusulas abusivas, (o aquellas en la que se manifiesta una desproporción entre los derechos y obligaciones de las partes) están prohibidas por la normativa de defensa de los consumidores y usuarios.

Sin embargo, esta prohibición no es freno para que las empresas grandes, en general, y los bancos no son la excepción, aprovechen su posición dominante en el mercado para hacer lo que les da la gana, y al final el consumidor se ve obligado a acudir a reclamaciones, arbitrajes, o finalmente los juzgados, para defender sus derechos.

Y uno de los ejemplos más claro de esta política de abuso, enraizada hasta la médula en el ADN de los bancos, ha sido durante muchos años la práctica de poner una cláusula suelo en los contratos de préstamos hipotecarios que concedían.

Estas cláusulas suelo han supuesto un grave perjuicio para los hipotecados que han pagado miles de euros de más al no poder beneficiarse de la bajada del tipo de interés de referencia, normalmente el Euribor.

Estos miles de euros de cada uno de los hipotecados ha supuesto miles de millones de beneficios extras para los bancos, cajas de ahorro y financieras.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.