Abogados cláusula suelo

Reclamaciones de cláusulas suelo

Si no has reclamado ya tu cláusula suelo, estás perdiendo el tiempo… y el dinero.

Seguro que sabes que los tribunales llevan años dando la razón mayoritariamente a los clientes que reclamaron la anulación de su cláusula suelo y la devolución de lo pagado de más.

Estas devoluciones se producen cuando los clientes solicitaron una hipoteca para la compra de una vivienda, en su calidad de consumidores, y el préstamo hipotecario tenía entre sus condiciones una cláusula suelo.

Pero no solo eso, sino que incluso pequeños empresarios que se hipotecaron para adquirir un local de negocio pueden beneficiarse del cambio de criterio jurisprudencial derivado de las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Si usted reclama su cláusula suelo, se beneficiará por partida doble: primero, le devolverán todas las cantidades cobradas de más, con sus intereses correspondientes. Segundo: le quitarán la cláusula, con lo que solo pagará el euribor más el diferencial que se fijó en la escritura de hipoteca.

Eso supone un ahorro sustancial todos los meses. En una hipoteca media de unos 180.000 euros, que tuviera un suelo de un 3%, y un diferencial de 1 %, el ahorro mensual puede ser mayor de 150 euros.

 

Ejemplo de ahorro en su hipoteca

Cómo la mejor manera de ver como le ha perjudicado el tener la cláusula suelo en su hipoteca, es haciendo una simulación, le ponemos el siguiente ejemplo, para el cual hemos utilizado la calculadora on line de la Junta de Andalucía, que usted puede usar gratuitamente pinchando en el siguiente enlace:

http://simuladorclausulasuelo.es/

Pues bien, hemos supuesto un préstamo que se hubiera firmado el 10 de enero de 2007, por importe de 180.000 euros y a devolver en 25 años.

Suponemos que ese préstamo, como era usual, tuvo un interés fijo el primer año, en este caso del 4%.

Suponemos para la simulación que el tipo de referencia es Euribor a 12 meses, y que cada doce meses se revisa el tipo de interés.

Por último, suponemos que el diferencial del préstamo es de un 1%, y que tiene una cláusula suelo del 3%.

 

Pues bien, hasta Marzo de 2022, como consecuencia de la aplicación de la cláusula suelo de un 3,00%,  se ha pagado un total de 162.993,76€, cuando la cantidad debería haber sido de 147.092,27€. Por tanto se ha pagado 15.901,49€ de más.

Y si todavía tuviera la cláusula, estaría pagando mensualmente 869,25 euros. De no tenerla, pagaría solo 727,09 euros.

¿Merece la pena o no reclamar?

20 excusas para no reclamar su cláusula suelo

Seguro que si no has reclamado hasta ahora, tienes una razón, o más bien una excusa. Seguro que alguna de ellas te cuadra perfectamente:

  1. «La verdad es que no sé si tengo cláusula suelo»
  2. «El director del banco es mi amigo y no quiero molestarle»
  3. «Ya reclamé hace años al banco y me dijeron que no me correspondía ninguna devolución»
  4. «El banco me ha hecho muchos favores y me sabe mal pedirle que me devuelvan el dinero»
  5. «Si reclamo en el juzgado y pierdo, me va a costar el dinero»
  6. «Me dijeron que las cláusulas suelo eran legales»
  7. «No quiero meterme en problemas con el banco»
  8. «Ya terminé de pagar mi hipoteca, y por eso no puedo reclamar»
  9. «Reclamé y me quitaron la cláusula, pero me dijeron que no me correspondía pedir la devolución de lo que ya había pagado»
  10. «Reclamé y me bajaron la cláusula suelo a un tipo inferior»
  11. «Estuve pagando la hipoteca muchos años, pero al final me desahuciaron»
  12. «El banco me dijo que mi cláusula suelo era transparente»
  13. «Mi hipoteca era para una segunda vivienda, y me dijeron que las devoluciones eran sólo para las hipotecas de vivienda habitual»
  14. «Mi banco me dijo que mi cláusula suelo no era abusiva»
  15. «Reclamé y me dijeron que ya había pasado el plazo»
  16. «Mi hipoteca es pequeña, y por lo que me voy a ahorrar, no quiero meterte en pleitos»
  17. «El abogado me pide un dineral para reclamar la cláusula suelo»
  18. «Los juzgados tardan mucho tiempo en resolver estas demandas»
  19. «Las reclamaciones amistosas no sirven para nada. Siempre hay que ir al juzgado»
  20. «El banco me ha hecho una buena oferta para que no reclame»

Pues bien, esos son ejemplos de razones o de excusas por las que te has convencido a ti mismo de que no vale la pena reclamar la cláusula suelo. Pero hay muchas más. Estas son las más usuales. Sin embargo, debemos decirte que en todos los casos estás equivocado/a.

Puedes pinchar en cada una de las «excusas», y te explicaremos porqué no tienes razón.