Reclamar los intereses pagados de más en su cláusula suelo

Reclamar intereses pagados de más en su cláusula suelo

El procedimiento para reclamar los intereses indebidamente pagados en su hipoteca

La primera de las decisiones que tiene que tomar es confiar su reclamación de cláusula suelo a abogados expertos en derecho bancario. Nosotros o cualquier otro. Hay muchos y la mayoría son buenos.

Olvídese de «empresas gestoras o intermediarias» que no son profesionales del derecho, que lo único que harán será hacerle una reclamación amistosa y le sacarán el dinero.

Si el banco no accede a esta reclamación amistosa, ya no pueden seguir, y al final, terminará en manos de un abogado.

Para reclamar su cláusula suelo, lo primero que hacemos es estudiar su caso particular.

Aunque hay cientos de miles de casos iguales, todos no lo son.

Fijada la premisa de que las cláusulas suelo no son ilegales, hay que estudiar si en su caso sí lo es o no lo es.

Para eso estudiamos sus circunstancias personales y los documentos del préstamo: escritura de compraventa y escritura de préstamo hipotecario, oferta vinculante, publicidad de la hipoteca, etc.

Le pedimos que nos aporte copia de todos los recibos pagados para hacer la simulación de lo que ha pagado de más. 

Cuando este trabajo está hecho, le explicamos si se puede reclamar su cláusula suelo con garantías de éxito o no.

El segundo paso es remitir la reclamación amistosa al banco.

Es el consumidor, personalmente o a través de persona autorizada por él quien deberá presentar la reclamación en este procedimiento amistoso.

A continuación, la entidad de crédito deberá efectuar un cálculo de la cantidad a devolver y remitirá una comunicación al consumidor con dicho cálculo; que deberá incluir necesariamente las cantidades que correspondan en concepto de intereses.

El consumidor, en ese momento deberá decir si está de acuerdo con el cálculo o no. Si lo está, la entidad de crédito acordará con el consumidor la devolución del efectivo.

En el caso en que la entidad considere que la devolución no es procedente, comunicará las razones en que se motiva su decisión, en cuyo caso se dará por concluido el procedimiento extrajudicial.

También se considera que ha rechazado la devolución si la entidad no se comunica con el cliente en tres meses (silencio negativo) o si transcurrido el plazo de 3 meses no se ha puesto a disposición del consumidor de modo efectivo la cantidad ofrecida. 

¿Que hacer mientras se tramita la reclamación amistosa?

Está previsto que, mientras se tramita la reclamación previa, las partes no podrán ejercitar contra la otra ninguna acción judicial o extrajudicial en relación con su objeto, con el ánimo de evitar prácticas de mala fe que sólo persiguieran desde un primer momento entablar acciones judiciales.

Como decíamos, la reclamación extrajudicial tiene carácter gratuito. 

La escritura pública y la inscripción en el Registro de la Propiedad que, en su caso, pudiera derivarse del acuerdo entre la entidad financiera y el consumidor devengará exclusivamente los derechos arancelarios notariales y registrales correspondientes, de manera respectiva, a un documento sin cuantía y a una inscripción mínima, cualquiera que sea la base.

Sin embargo, casi cinco años después, podemos decir que las reclamaciones hechas a los bancos por este mecanismo extrajudicial HAN FRACASADO EN SU INMENSA MAYORÍA, porque los bancos se niegan sistemáticamente a la devolución, no importándole tener que asumir costas judiciales si pierden, porque saben que muchas personas no quieren meterse en líos judiciales, y porque, dado que los pleitos se alargan en el tiempo, saben que esto disuade a muchos clientes de reclamar.

Pero claro, si el consumidor no reclama, EL BANCO SIGUE GANANDO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *